Sobre bases de orientación y listas de cotejo

Català (Catalán)

A raíz de la publicación de la nueva versión de CoRubrics que permite realizar coevaluaciones con listas de cotejo, varias personas me han preguntado si estas listas de cotejo son lo mismo que las bases de orientación.

Mi respuesta ha sido clara. No. Son instrumentos distintos, aunque a veces pueden ser muy similares.

La primera diferencia es su intencionalidad. La base de orientación, también llamada hoja de ruta, es una lista que el alumno debe construir (o que debemos darle), ANTES de empezar a hacer una tarea. Sirve para que el alumno tenga claro qué pasos debe seguir y/o para que el alumno tenga claros los aspectos importantes a tener en cuenta.

Por tanto, la base de orientación le da un andamiaje al alumno para tener más claro el camino para realizar la tarea.

La base de orientación da un andamiaje al alumno para poder guiarse en el camino de realizar la tarea.

En cambio, la lista de cotejo es una lista para comprobar si la tarea que el alumno ha realizado es correcta y detectar aspectos que puede mejorar. Por tanto, en cuanto a la intención, es una lista a posteriori de realizar la tarea. Digo en lo que se refiere a la intención, ya que lo más idóneo es que el alumno tenga esta lista casi desde un principio para ir comparando la tarea.

La lista de cotejo es una lista para comprobar si la tarea que el alumno ha realizado es correcta y detectar aspectos que puede mejorar.

¿Y de dónde salen las confusiones? De su utilización práctica. Si decidimos utilizar una lista de cotejo y se la damos al alumno casi desde el principio, en el fondo también le está guiando en el camino de construir la tarea. Por tanto, también está haciendo la función de andamiaje.

Y ya está bien y no pasa nada que ambos instrumentos puedan tener muchas semejanzas, pero también está bien tener clara la diferencia para remarcar para qué queremos usarlas. La base es ideal para guiar al alumno en el camino a seguir. La lista es ideal para revisar la tarea mientras la va desarrollando.

De ahí que la lista de cotejo tenga una casilla junto a cada punto para indicar si la tarea la cumple o no. En cualquier momento, el alumno o un compañero pueden coger la lista y verificar la tarea para ver los puntos que no se cumplen y es necesario mejorar (siempre mejor que la lista tenga un campo de comentarios para poder explicar por qué cumple o no el punto en concreto).

La base de orientación no tiene casillas, puesto que no comparamos con nada. Antes de realizar la tarea, hacemos la lista de pasos a seguir. Pero es antes de hacerla, por tanto, no comprobamos nada.

La base de orientación es ideal para guiar al alumno en el camino a seguir. La lista es ideal para revisar la tarea mientras la van desarrollando.

Como decía, en la práctica pueden tener aspectos muy similares. Pongamos, por ejemplo, que la tarea a realizar sea escribir un texto argumentativo.

Puede que haya puntos casi idénticos. En algún momento la base de orientación dirá algo como: «Escribir un título que resuma el tema que se plantea en el texto». En la lista de cotejo dirá: «El título resume el tema que se plantea en el texto». ¿Es lo mismo? No exactamente. En el primero, el alumno ha previsto una acción que deberá realizar y, en el segundo, el alumno revisa que su tarea contenga este punto.

Sin embargo, al igual que hay semejanzas, también habrá diferencias, ya que no es lo mismo verificar si un texto es argumentativo que guiar los pasos para crearlo. Seguramente la base de orientación indicará algo como: «Escribe una lista de argumentos a favor del tema que se plantea. Escribe también una lista de argumentos en contra. Ordena los argumentos de más importantes a menos. Selecciona tres o cuatro que consideres más fundamentales….»

Sin embargo, la lista seguramente dirá: “En el primer párrafo se presenta el argumento más importante. Se utiliza más de un argumento para argumentar el tema planteado…”

Si se quiere, son diferencias, en algunos casos, sutiles. Y no pasa nada si hacemos una lista de cotejo que realiza funciones de base de orientación o al revés. Lo que importa es que el alumno tenga un andamiaje para poder realizar la tarea y tenga criterios claros para poder revisar y mejorar su tarea. Pero me parece que ser conscientes de las diferencias teóricas de ambos instrumentos puede ayudarnos a usarlas mejor, aunque después mezclamos su uso.

Català (Catalán)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.