Información

Comunidad Google+ de CoRubrics

Si utilizas alguna de las plantillas de CoRubrics, te animo a apuntarte a la comunidad de Google+ que he creado.
De esta manera, podrás estar conectado con otros profesores que también las usamos y podremos compartir dudas, experiencias, mejoras…
La comunidad es bilingüe, en catalán y castellano, ya que CoRubrics está en estos dos idiomas. También está en euskara pero no lo hablo 🙁 Que cada cual utilice el idioma que conozca o el que prefiera. Yo responderé siempre en el idioma en que se planteen las cuestiones.
Y si alguién no entiende alguno de los temas (difícil con los traductores y las similitudes de las lenguas) no tendré ningún problema en hacer de intérpetre.
https://plus.google.com/u/0/communities/117119692618612426798

 

Adictos al smartphone

Esta aplicación se llama Screentime y es gratuita. Ofrece una opción de pago para poder cambiar opciones de la aplicación de forma remota, pero con la versión gratuita es suficiente.

El funcionamiento de la aplicación es muy sencillo: se descargas y se instala en el teléfono del adolescente, se elige una contraseña, se indica un mail de familia, se eligen las aplicaciones que se controlarán y se fija un tiempo máximo de uso de estas aplicaciones al día. Ahora ya le podemos el teléfona dar al chico/a.

En mi caso, controlo básicamente los juegos y el whatsapp. Dejo sin límite de tiempo la calculadora, el traductor y aplicaciones de este estilo.

El teléfono funciona correctamente hasta llegar al límite de tiempo establecido. A partir de ahí, el teléfono sigue funcionando como teléfono (recibir y hacer llamadas), pero no se puede acceder a las aplicaciones controladas. Además, envía un correo al mail indicado de familia avisando que se ha excedido el límite (ideal para saber que no hay que enviar lewhatsapp, que no los recibirá).

En todo momento, el adolescente puede conocer el tiempo que ha consumido y lo que le queda, para evitar sorpresas.

Además, cada mañana, la aplicación envía otro mail a la família indicando qué tiempo ha dedicado a cada aplicación.

Lógicamente, para intentar educar en la responsabilidad hay un trabajo previo. Se trata de pactar con él, el tiempo que se dejará utilizar las aplicaciones. Como todo negociación con un adolescente, no es sencilla, pero es aquí donde le ayudaremos a ser responsable y a controlarse. Si el límite ha sido pactado, los problemas cuando se le acabe el tiempo serán menores.

Por último, la aplicación tiene otras opciones: diferenciar tiempo entre fines de semana y días laborables, poner límites por franjas horarias (a partir de una hora se bloquean las aplicaciones, quede o no tiempo), permitir tiempo extra si se realizan tareas asignadas (hacer deberes , limpiar la habitación …). Pero yo, la verdad, no utilizo ninguna de ellas.

Cosas a tener en cuenta si compartimos estructuras de carpetas en Google Drive

Ya aviso de entrada que lo que voy a contar no será sencillo de entender. Si no se está familiarizado con compartir estructuras de carpetas entre usuarios y se conocen los permisos que Google permite, no será sencillo que se pueda seguir la explicación. Si se está familiarizado, no prometo nada, pero intentaré ser claro.

Compartir una estructura de carpetas solo puede tener un inconveniente: que en algunas carpetas demos permiso de edición a muchos usuarios (normalmente a todo el claustro de profesores).
Si la estructura se utiliza en un solo sentido, es decir, unos pocos usuarios cuelgan información (normalmente el equipo directivo) y un grupo numeroso de usuarios sólo visualizan esta información (normalmente el profesorado), no hay ningún problema. Como los profesores sólo pueden ver las carpetas y ficheros, si el equipo directivo tiene claro el funcionamiento del Drive, todo funciona correctamente. Los profesores pueden arrastrarse la estructura de carpetas a su unidad o destacarla para encontrarla con facilidad.

El problema está cuando, en algunas carpetas, el profesorado tiene permiso de escritura, porque tendrá que subir archivos (programaciones, listas de alumnos, actas de reuniones…). En este caso hay que vigilar, ya que sin tener ninguna intención, los profesores pueden hacer que algunas carpetas desaparezcan del Drive de todos los demá profesores. Y que sólo la pueda encontrar el propietario, a través del buscador.

Vayamos por partes y explico un caso concreto de carpetas compartidas con edición que pueden desaparecer. Supongamos que el equipo directivo crea la siguiente estructura de carpetas para compartir con todos los profesores del centro. Supongamos también que tenemos cuatro grupos creados : profes , profes_eso , profes_batx y profes_ciclos.

Entre paréntesis indico el permiso que tienen los profesores (entiendo que el equipo directivo tiene permiso de edición en todas partes):

  • Organitzación general curso XX (profes visualización)
    • Evaluaciones (profes visualización)
      • ESO (profes_eso visualización)
      • BATX (profes_batx visualización)
      • Ciclos (profes_ciclos visualización)
    • Disciplina (profes visualización)
      • ESO (profes eso edición / profes visualización)
        • 1o ESO (profes eso edición / profes visualización)
        • 2o ESO (profes eso edición / profes visualización)
        • 3o ESO (profes eso edición / profes visualización)
        • 4o ESO (profes eso edición / profes visualización)
      • BATX (profes batx edición / profes visualización)
        • 1o Batx (profes batx edición / profes visualización)
        • 2o Batx (profes batx edición / profes visualización)
      • Ciclos (profes ciclos edición / profes visualización)
    • Guardias (profes visualización)
    • Horarios (profes visualización)
      • ESO (profes visualización)
      • BATX (profes visualización)
      • Ciclos (profes visualización)
    • Poyectos de centro (profes visualización)

Hay que fijarse que hay unas carpetas (Disciplina) donde los profesores pueden editar, así pueden colgar documentos explicando las incidencias que tienen en el aula o similar.

Si los profesores entras en el apartado Compartidos conmigo de su Google Drive verán las carpetas compartidas. Y, ojo, que no sólo verán la carpeta Organización general curso XX, sino que también verán las carpetas donde tienen permiso de edición.

gd4

¿Qué debe hacer el profesor?

  • Primera opción: arrastrar toda la carpeta Organización general curso XX en su unidad de Drive. No hay problema, en esta carpeta solo tiene permiso de visualización. Una vez allí, podrá desplegar las carpetas y arrastrar archivos que ya tenga en otras carpetas de su unidad dentro de la estructura de carpetas (donde tiene edición).

gd5

Inconveniente: si el profesor tiene instalada la aplicación Google Drive en su ordenador, de golpe se le empiezan a bajar un montón de documentos en su disco duro. Según sea el centro, estos documentos pueden tener un tamaño importante.

  • Segunda opción: destacar la carpeta Organización general curso XX (por encontrarla con facilidad) y arrastrar a su carpeta sólo aquellas carpetas donde deba poner documentos. Así evitamos que se le copien un montón de documentos en el disco duro.
    En el caso de un profe de ESO (pongamos de 1 º) sería la carpeta Disciplina/ESO/1r de ESO.
    Y aquí tenemos el problema.
    Como en la carpeta superior (Disciplina / ESO) tiene permiso de edición, si mueve esta carpeta, la está moviendo para todos los usuarios. O sea que está sacando la carpeta de la estructura de carpetas. Él la tendrá en su unidad, pero el resto de profesores dejarán de verla. Incluso el propietario dejará de verla (aunque utilizando el buscador podrá encontrarla y colocarla de nuevo en su sitio).
    Puesto que Google ya ve que esto es peligroso, al usuario le muestra un mensaje. Pero habitualmente los profesores dicen Mover y listos.

gd6

Hay que tener en cuenta que es difícil formar a los profesores. Si el profesor arrastra a su unidad una carpeta de la estructura que está dentro de una carpeta donde sólo tiene permiso de visualización, todo funciona bien.
El problema está en arrastrar a su unidad una carpeta de la estructura que está dentro de una carpeta donde tiene permiso de edición.

Y, normalmente, el profesor no tiene ni idea si tiene permiso de edición o de visualización.

Soluciones

  • Hay centros que optan por pedir a su profesorado que no arrastre una carpeta compartida a su unidad (a no ser que explícitamente se lo indiquen). Pero esta solución, desde el punto de vista de la seguridad, no es aceptable. Siempre puede haber algún profesor que por ignorancia arrastre la carpeta que no toca y la haga desaparecer.
  • Otra solución es no compartir carpetas con permiso de edición para los profesores. Pero así perdemos uno de los grandes ventajas de Google Drive: poder compartir información entre todos los miembros del centro en todas direcciones. Y que todo el mundo la pueda localizar fácilmente.
  • La tercera solución es que las carpetas donde los profesores tengan permiso de edición no tengan subcarpetas. Es decir, sólo pueden ser de edición las últimas carpetas de la estructura . De esta manera no hay peligro de hacer desaparecer carpetas.
    Alguien me dirá que entonces lo que se puede hacer desaparecer son los documentos que haya en estas últimas carpetas. Y tendrá razón. Pero arrastrar documentos sueltos ya es más difícil que se realice.
  • La última, y la más complicada pero más segura, es que primero se compartan con permiso de edición las carpetas donde los profesores (o subgrupos de profesores) deben tener derecho. Se comparten las carpetas, sin ponerlas dentro de la estructura.
    Aquellos con quienes hemos compartido la carpeta, la arrastran a su unidad.
    Una vez esto ya ha sido hecho, entonces el propietario ya puede arrastrar la carpeta dentro de la estructura y dar permiso de visualización al resto.
    Como los que la necesitan ya se la han arrastrado, ya no lo vuelven a hacer y por lo tanto, no sacan la carpeta de la estructura.
    Y los otros, los que solo deben visionar, la podrán encontrar dentro de la estructura.
    Evidentemente tampoco es una solución perfecta, ya que si durante el curso los permisos deben cambiar, las cosas se nos complican.

No hay ninguna solución perfecta, al menos de momento. Lo ideal sería que Google permitiera compartir una carpeta con permiso de edición, pero sin permiso de mover su contenido. Pero, de momento, eso no existe.

Espero no haber aburrido demasiado y que se haya entendido (cosa que no tengo muy clara) . Si alguien en su centro utiliza alguna otra solución, estaré encantado de conocerla a través de los comentarios.

Google scripts para facilitar la gestión de documentos con los alumnos

La idea siempre es la misma: quien crea las cosas (documentos o carpetas) y las comparte es el profesor (vaya, el script que el profesor utiliza). Así evitamos que el alumno lo pueda borrar y nos queda todo bien organizado.

Primer script: gClassFolders

Si instalamos este script en una hoja de cálculo donde tengamos las direcciones de correo de los alumnos de un curso, nos creará automáticamente una carpeta para cada alumno dentro de la carpeta que nosotros le indiquemos. Además, cada carpeta la compartirá con el alumno correspondiente.

De esta manera, el alumno podrá guardar esta carpeta en su unidad y ponernos allí todos los documentos que le pedimos. Ya no será necesario que nos vaya compartiendo documento por documento, sólo tendrá que colgarlos en su carpeta y allí encontraremos todos sus documentos.

Si desea seguir paso a paso como se utiliza, aquí hay un buen artículo:

Gestionas las carpetas de tus alumnos

Segundo script: Doctopus

La idea de este script es similar al anterior, pero trabajando con documentos en lugar de carpetas. El profesor creará un documento modelo y, a partir de una hoja de cálculo con la dirección de los alumnos, el script nos creará dentro de la carpeta que elegimos un documento para cada alumno idéntico al modelo. Y, además, se lo compartirá.

De esta forma, en lugar de tener todos los documentos de un alumno en un carpeta como en el anterior script, aquí tendremos una carpeta con todos los documentos de los alumnos de una tarea que les hemos encomendado.

El alumno recibirá un correo avisándole que le hemos compartido un documento y se lo podrá guardar en la carpeta de su unidad que crea conveniente.

La gran ventaja de este script es que los propietarios de los documentos somos los profesores y por tanto, el alumno no podrá borrar jamás.

Si desea seguir paso a paso como se utiliza, aquí tenéis un buen artículo con dos vídeos insertados muy clarificadores:

Gestión de revisiones en Google Drive

Esta herramienta se utiliza si se tienen documentos que no están en formato de GDrive ( Words , Excel , LibreOffice … ) y se desean modificar .

Pongamos el ejemplo que tiene un documento Word en su Google Drive y desea modificarlo desde un ordenador que no tenga instalada la aplicación del Google Drive , ya que si está instalada tiene el archivo en su disco duro .

Para hacerlo, tendrá que descargar el archivo Word , modificarlo y luego lo tendrá que volver a colgar .

Justo en ese momento, en el momento de colgar el documento, entra en acción la herramienta de gestión de revisiones. Si simplemente subimos el archivo en Drive , veremos que nos aparecen dos archivos con el mismo nombre pero con fechas de modificaciones diferentes .

Google drive, a pesar de que los archivos tengan el mismo nombre, no entenderá que sean el mismo archivo y mantendrá los dos .

Una solución sería eliminar el antiguo y dejar la nueva versión, pero si este documento estaba compartido o enlazado en algún lugar, tendremos un problema, ya que el enlace o la compartición dejarán de funcionar.

La forma más correcto es subir la nueva versión del archivo utilizando el gestor de revisiones. Entre en el Drive , seleccione el archivo que desea sustituir y con el botón Más elija la opción Administrar revisiones.

rev1

Aparecerá un cuadro de diálogo con la opción de subir una nueva revisión.

rev2

Una vez subido el archivo, verá que el Google Drive mantiene las dos versiones. Si está seguro de que la vieja ya no la necesita, puede liberar espacio eliminando con la cruz del lado.

rev3

De esta manera, Google Drive sabe que es el mismo fichero y por lo tanto si lo tiene compartido o enlazado en algún otro lugar no habrá problemas.

Además, si su centro está con temas de calidad e ISO, se puede utilizar el Google Drive como almacén de documentos y controlar de esta manera las revisiones de los documentos.